Los villanos equilibran la historia

Sin dudas, si en toda historia existe un personaje heroico, es porque es necesario librar alguna bátala contra el mal; por muy pequeña que sea. Si creemos y sabemos que el bueno siempre debe estar presente en toda historia, la contraparte no puede estar ausente.

Imagínate una historia en donde todo es bueno, donde no hay ninguna maldad, todo sería aburrido ¿cierto? Es por eso que es necesario plantear una situación donde se detonen las acciones.

El mal es quien detona las acciones, y no debe tener razón alguna. En las películas de superhéroes uno no sabe muy bien porque el malo es malo, pero lo es y quiere venganza y la va a tener, o por lo menos lo va a intentar.

Si lo vemos en un sentido más general, siempre va a existir la necesidad de cambiar una realidad específica, que, para muchos, es causa de algo negativo. Por supuesto, en las películas queda más que claro que el mal solo sirve como detonante de las acciones mas no como concertador de la misma.

Por alguna extraña razón, el poder del mal nunca es tanto como el poder del bien, y  siempre resulta destruido, yo supongo que debe ser porque la maldad en sí, es signo de debilidad.

Lo cierto es que en toda buena película siempre hay alguien malo y se aprecia, pues eso es lo que representa al mundo tal y como es.